Adicciones, conductas que sobrepasan nuestra mente hasta llegar al límite

Según la OMS, las adicciones representan a una enfermedad de curso crónico, la cual es producida directamente por el uso y abuso de sustancias, generando de este modo, consecuencias negativas no solo para el organismo sino también para el entorno, incluyendo la familia, la economía y las relaciones interpersonales o laborales del afectado.

El abuso de sustancias como alcohol y drogas, es la mayor causa de esta enfermedad evitable y la responsable de muertes prematuras en la sociedad actual.

Igualmente, suele el individuo suele ser partícipe de conductas inadecuadas como malos comportamientos sexuales que implican alto riesgo, así como uso de drogas inyectables que intensifica el riesgo de contraer enfermedades como Hepatitis B, C y VIH.

Sin embargo, en la actualidad existen tratamientos eficaces para lograr el control de suspender estas sustancias y emprender el reconocimiento de la adicción para poder solventarla desde el principio.

¿Cuáles son las sustancias que pueden llegar a ser una adicción?

Adicción a Alcohol

El alcohol es de las sustancias nocivas con mayor porcentaje de riesgo de adicción por los efectos que provoca durante su consumo, además de ser una droga legal.

Los efectos suelen ser agradables en pequeñas cantidades, pero con el abuso del mismo, pueden llegar a ser devastadores, sin dejar de lado que su atractivo principal es que se dejan ver las inhibiciones que normalmente existen en el sujeto cuando está fuera de la exposición al mismo.

A su vez, la imprudencia juega un papel fundamental como resultado de beber en exceso y las consecuencias pueden llegar a ser fatales, incluyendo que puede llegar al diagnóstico de alcoholismo, como una enfermedad caracterizada por adicciones al alcohol con una muy baja tendencia a abandonarlo, provocando principalmente daño hepático crónico, además, de infertilidad y envejecimiento precoz.

¿Qué pasa si se suspende bruscamente el consumo de alcohol?

Al hacer esto, el sujeto afectado puede poner en riesgo la vida debido a que la retirada de la adicción debe ser estrictamente vigilada por un médico, muchas veces necesitando medicamentos para la supresión.

Se ha visto que el tratamiento de las adicciones, en el caso del alcohol ha tenido mejores respuestas en las primeras etapas de la evolución del alcoholismo, en comparación a aquellos casos en los que la enfermedad se ha dejado avanzar por muchos más años.

Así mismo, un tratamiento precoz, puede disminuir considerablemente el impacto destructivo del alcoholismo en el individuo que la padece.

Adicción por la Marihuana

Esta, una droga que sigue estando dentro de los parámetros ilegales y a pesar de eso, es otra de las más usadas en la sociedad actual, por múltiples excusas, sin conocer a ciencia cierta, todos los riesgos que esta implica a mediano y largo plazo.

¿Cuáles son los efectos secundarios que genera la adicción a la marihuana?

  • Mala memoria de corto plazo
  • Taquicardia
  • Presión alta
  • Dificultad constante para la concentración
  • Errores en las decisiones y el juicio
  • Problemas de motricidad y percepción

Más aún cuando la frecuencia del consumo de marihuana es imparable puede conllevar al sujeto a la incapacidad para consolidar planes de vida a largo plazo y con ello, a mal funcionar en muchos ámbitos de su vida, lo que culminará en un síndrome amotivacional, es decir, tener una vida sin objetivos a seguir.

Adicción a estimulantes

Dentro de los estimulantes más comúnmente utilizados está la cocaina, el crack y las anfetaminas, siendo elegidas por estos individuos afectados, dados los efectos de ilusiones temporales que provocan potencia y energía, mala o buena, las cuales ellos consideran como “mal viaje” o “buen viaje”.

Dependiendo del estado de ánimo que se tenga durante el consumo, pueden aparecer estados depresivos así como otros problemas médicos relacionados, como infartos cardíacos, convulsiones, Accidentes vasculares, cuadros ansiosos y trastornos de conducta, entre otros.

Aparte de ello, si la afectada de estas adicciones está llevando a cabo un embarazo, fácilmente daría lugar a complicaciones como abortos espontáneos, muertes fetales o bien recién nacidos con bajo peso al nacer, sin dejar de lado los problemas de conducta que los mismos pueden heredar por estas sustancias.

Adicción a Heroína

Esta es una sustancia proveniente del opioide, derivado de la misma fuente de la morfina. Los individuos adictos a esta sustancia tienden a llevarla a su organismo por medio de agujas o inhalada igualmente. La sensación placentera que provoca más el alivio de cualquier dolor es lo que hace que estos sujetos se vuelvan adicto a percibir esa sensación pero con el tiempo, lo que va creando dependencia y a medida del paso del tiempo de su consumo, el organismo va requiriendo más dosis, generando a largo plazo síntomas de abstinencia si no lo tienen a la mano:

  • Escalofríos
  • Sudoración
  • Ojos llorosos
  • Calambres abdominales constantes
  • Náuseas
  • Insomnio

Adicción a alucinógenos

Drogas como el LSD o el éxtasis son los responsables principalmente de las adicciones a alucinógenos. Estos se toman a través de pastillas y provocan sensaciones de euforia acompañada de alucionaciones. Sus peligros suelen centrarse en re experimentar alucinaciones sin haber tomado la droga nuevamente, incluso  mucho tiempo después.

Sin embargo, el uso prolongado y en grandes cantidades de estas drogas, pueden conducir a la muerte por deshidratación debido a la hiperactividad física que genera en los individuos, sin sentir agotamiento.

Adicción a Inhalantes

Estas representan sustancias químicas respirables como pegamento, pinturas al óleo, líquido para encender fuego y son mayormente consumidos por adolescentes dada la facilidad para obtenerlo y la sencillez por conseguir sus efectos rápidamente.

A mediano plazo, estos productos químicos pueden repercutir en la vida del paciente por sus altas concentraciones dado que provocan asfixia y muchas veces insuficiencia cardíaca.

Muy rápidamente y pueden ser mortales. Las altas concentraciones de vapores inhalados pueden causar insuficiencia cardiaca o asfixia, y el abuso a largo plazo puede causar daños permanentes en el sistema nervioso.

Adicción a la Nicotina

La sustancia nicotínica en conjunto con los productos del tabaco, tienden a tener un alto índice de adicción similar a los de la heroína y por ello es que resulta tan dificil de abandonarlo por los síntomas desagradables que ocurren en su proceso.

Es necesario recordar que el tabaquismo a largo plazo es un conductor potencial de problemas médicos como cáncer de pulmón, cáncer de vejiga, infarto al miocardio, presión alta y úlceras digestivas, siendo estas las más comunes.

Otras adicciones

Dentro de la categoría de otras, se incluyen adicciones al juego como la ludopatía, en la que el sujeto afectado percibe una imponente dificultad para abandonar el juego de azar, conllevándolo a tener conductas impulsivas que en el peor de los casos los llevan a perder todos sus bienes materiales y en otros casos, sus relaciones interpersonales.

Igualmente, están los sujetos con adicción permanente al internet, siendo muy similar a la ludopatía con la excepción característica de tener usos problemáticos de internet por su uso prolongado y reiterativo sin poder parar, lo que lleva a afectar las relaciones familiares y laborales del afectado.

Por otra parte dentro de las otras adicciones, existen individuos con trastorno de adicción a la actividad sexual, generalmente presentándose junto a cuadros depresivos o de estrés que llegan a dominar las distintas esferas interpersonales de quien lo padece.

¿Cómo debe ser el manejo de las adicciones?

El paso principal para empezar a tratar las adicciones, independientemente de cuál sea, es reconocer que existe el problema. Si ese paso no se consolida, el manejo no tendrá beneficio alguno.

Al ver que se tienen conductas repetitivas y compulsivas, estás frente a trastornos adictivos y como solucionarlo no es una tarea tan sencilla, la rehabilitación en la salud mental será lo que te encamine nuevamente.

 Para empezar el manejo de las adicciones debes saber que se trata de una conducta que por más que quieras suprimir, no lo logras, llevándote así a vivir dependiente de ese acto y es por eso que se considera una enfermedad que no solo afecta al individuo, sino a su entorno.

Tratamiento farmacológico 

Cuando se trata de elegir el medicamento apropiado para solucionar los distintos tipos de adicciones, el psiquiatra es el especialista en conseguir mediante cada caso, un tratamiento individualizado con mayor porcentaje de éxito ya que toma en cuenta el tipo de adicción, la gravedad y las variantes de la misma.

No obstante, no solo se trata de mediar el tratamiento con medicamentos sino también con psicoterapia, pues para evitar recaídas, el paciente debe comprender a cabalidad los riesgos que estos actos implican y cómo repercute en el entorno social.

La farmacoterapia apropiada logra a ciencia cierta reducir la mayor parte de los síntomas en la adicción del individuo, sobre todo en pacientes que a su vez cursan con trastornos depresivos y es por eso,  que la mayoría de las veces los sujetos al ver que mejoran los síntomas regresan a su adicción evolucionando a una recaída.

Esta es la explicación viable de por qué aparte de los medicamentos resulta importante acoplar la psicoterapia a cada paciente que vive estos trastornos.

Muchos de los fármacos utilizados en este problema psiquiátrico, se basan no solo en impedir o disminuir el síndrome de abstinencia sino también en evitar que el paciente tenga complicaciones graves y además, poder reestablecer el sueño y el apetito sin mayor problema.

Manejar correctamente las adicciones puede resultar un reto tanto para el paciente como para el médico tratante pero es a través del tiempo donde se evidencia que los sacrificios tienen su buena recompensa y más aún cuando de salud se trata.

Psicoterapia

El apoyo psicoterapéutico para tratar las adicciones es muy importante y necesario tanto a corto como a largo plazo, pues ayuda a abordar completamente el diagnóstico y a esclarecer los objetivos que el profesional médico y el paciente, buscan.

Durante los primeros pasos de la psicoterapia, es imprescindible la participación del entorno familiar del sujeto afectado, ya que es quien lo convence propiamente de lo bueno que resulta estar en abstinencia y “desintoxicado” de eso tan malo que lo hace mantener una conducta no apropiada.

Una vez superada esta etapa, hay que entrar en el manejo de los factores que influyen en las posibles recaídas del individuo adicto, así como también a enseñarle cómo manejar la ansiedad y a aceptar con autocuidado su nuevo estilo de vida, libre de estos actos que lo hacen depender y cambiar sus hábitos de vida.

Generalmente podrás ver que se incluyan aparte de la adicción, problemas familiares, sexuales y laborales a la vez y todo eso, tendrás que abordarlo como paciente para evadir y tratar el trastorno que ahora quieres desaparecer de tu vida.

Si tu familia no es muy unida, sin conflictos puedes recurrir a grupos de ayuda que favorezcan tu evolución y te ayuden a salir de ese mundo oscuro, porque lo principal es reconocer que estás dentro de un problema, pero que tiene solución. Ellos saben cómo hacerte reinsertar en una sociedad saludable y resolver los aspectos malos que te guían hacia las adicciones.

Sigue cada uno de estos consejos y mantén dentro de tu mente la siguiente frase “Soy una vida, una mente y un corazón, también tengo una misión y soy el instrumento para algo, debo mantenerme lejos de lo que daña mis capacidades”.

¿Qué debes saber como paciente cuando te indican un tratamiento?

  • El tratamiento no es el mismo para todas las personas, cada caso es diferente
  • Este debes tenerlo apenas estés comenzando con la adicción para mejores resultados
  • Cada tipo de manejo, independientemente de qué se trate debe ser seguido por un tiempo determinado y con eficacia.
  • La consejería por parte de un profesional es igual de efectivo cuando se acompaña de los medicamentos, pues las palabras de apoyo y educación jamás sobran en estas situaciones en las que se requiere de ayuda interna.

Recuerda que la mente tiene poder y como tal, será la que te sirva para evitar retrocesos en el tratamiento, recaídas o una mala evolución cuando ya has dado el primer paso para deshacerte de esa terrible adicción que ha redireccionado tu vida a lo oscuro. La solución está dentro de tí, no dejes de consultar si necesitas ayuda