Esquizofenia y otras psicosis ¡mundos paralelos que muchos experimentan!

Hablar de esquizofrenia y de psicosis, para muchos puede resultar ¡un verdadero horror! y la verdad sí que lo es, al no poder darse cuenta de la conducta que uno trae consigo y las consecuencias que la misma puede traer a nivel de la sociedad, sobre todo en la gente que uno más ama.

No obstante, esta no es la única psicosis que existe y aunque es la más conocida, también hay otros tipos que pueden deberse a diferentes causas, alejadas de la esquizofrenia y que detallaremos más adelante para que te enteres de cada detalle.

¿Qué es la esquizofrenia? ¿Es grave?

La respuesta es SÍ, esta es una psicosis grave ya que a diferencia de las demás psicosis y de otros trastornos psiquiátricos como la depresión, en esta patología no se consigue la recuperación completa, pues es de saber que esta enfermedad va afectando distintos componentes psiquiátricos, constituyéndose en una enfermedad crónica, pero manejable.

Aparte de ello, en cada crisis o brote, de forma progresiva la esquizofrenia va dejando “huellas” o cicatrices que resulta ser una secuela en la que la recuperación se hace aún más difícil. Esta es una patología que comienza en la adolescencia o adultez temprana.

¿Qué síntomas tiene la esquizofrenia?

Según la OMS  en esta enfermedad psiquiátrica hay síntomas que se conocen como síntomas positivos y síntomas negativos, manifestándose con alteraciones en funciones normales como la voluntad y  la socialización. Por tanto, estos pacientes van por la vida mostrándose sin emociones y sin ningún tipo de iniciativa u objetivos propios.

Otros de los síntomas de la esquizofrenia son:

  • Lenguaje pobre
  • Carencia de emociones en su rostro
  • Poco o nulo disfrute de distintas actividades
  • Dificultad para relacionarse

Síntomas positivos de la esquizofrenia

  • Distorsión de la realidad: incluyen ideas delirantes y lenguaje desorganizado.
  • Alucinaciones con más frecuencia, auditivas (voces que comentan sobre la persona afectada)
  • Distorsión de las capacidades normales en la vida diaria
  • Ideas delirantes de persecución o control por alguien

Síntomas negativos de la esquizofrenia

  • Funciones deterioradas del paciente
  • Tendencia a la depresión
  • Adinamia
  • Apatía
  • Incapacidad para disfrutar de las cosas (anhedonia)
  • Asociabilidad o aislamiento
  • Embotamiento o aplanamiento afectivo (en su cara no se nota ninguna expresión)
  • Falta de atención

Subtipos de esquizofrenia ¿Cuantos existen?

Esquizofrenia paranoide

Es uno de los subtipos que se presenta con mayor frecuencia y en él van predominando las ideas paranoides de persecución. A pesar de ello, es uno de los pocos que tiene un pronóstico más favorable que el resto.

Esquizofrenia Hebefrénica

En este caso, se acentúan las alteraciones de las emociones, donde se muestra incongruencia afectiva, por ejemplo reirse sin motivo aparente. Este cuadro puede manifestarse de forma precoz y resultar ser más grave.

Esquizofrenia catatónica

Muestra específicamente alteraciones motoras, como inmovilidad persistente o bien, movimientos repetitivos que mejoran significativamente tras el tratamiento y su evolución suele ser satisfactoria.

Indiferenciada

En el caso de que se trate de una esquizofrenia “fuera de las características típicas” o que no reúne los criterios de los subtipos anteriores, se le llama “indiferenciada” pues se trata de síntomas no regulares y que requiere de un estudio mucho más exhaustivo para llegar a su condición explícita.

¿Cómo se diagnostica la esquizofrenia?

Se hace a através de una lista de criterios conocidos como DSM V en el que se notifican los síntomas existentes como delirios, alucionaciones, lenguaje escaso, conducta anómala y dispersa, más síntomas negativos como el aplanamiento afectivo o bien el aislamiento que son signos característicos de estos trastornos y que se deben tener muy presentes al momento de hacer el estudio del paciente.

¿Y existen otros tipos de psicosis diferentes a la esquizofrenia?

Sí, en la psiquiatría se han descubierto y se han estudiado otros tipos de psicosis que pueden deberse a diferentes causas, dentro de los cuales destacamos los siguientes:

Trastorno psicótico breve

Este tipo de psicosis suele no ser tan frecuente y es de difícil diagnóstico debido a que los sintomas psicóticos duran al menos un día pero menos de un mes, recuperando por completo sus actividades.

Se presenta tras un evento de estrés intenso, por ejemplo una pérdida familiar o de un empleo importante, dandose mayormente en sujetos susceptibles y con previos trastornos de la personalidad.

El diagnóstico se confirma con tan solo un síntoma psicótico como delirio, lenguaje desorganizado, alucinaciones de cualquier tipo o comportamiento catatonico (inmovil).

Si los síntomas se asocian más a un estado de ánimo especifico, este trastorno se decarta y se asociara a uno esquizoafectivo o como consecuencia de una enfermedad orgánica o abuso de sustancias.

Trastorno esquizofreniforme

Es un cuadro raro, es idéntico a la esquizofrenia con la excepción del tiempo de duración que radica en mínimo un mes de síntomas tanto positivos como negativos que suelen desaparecer antes de los 6 meses.

En estas situaciones deben descartarse causantes como abuso de sustancias o enfermedades secundarias que estén provocando el cuadro.

Si los sintomas perduran mas de 6 meses, debe pensarse en la esquizofrenia propiamente dicha o bien, que sea una evolución a un trastorno bipolar o esquizoafectivo, pero todo dependerá de la condición del estado de ánimo. 

Trastorno esquizotípico

Es considerado por el DSM V un trastorno de la personalidad, caracterizado por presentar una conducta afectiva fría, incoherente y sobre todo una apariencia física fuera de lo cotidiano. Su contacto con el entorno y con la sociedad es pobre, pues su personalidad va tendiendo al aislamiento. Sus creencias igualmente se idealizan en el mundo de lo extraño y lo bizarro haciendo difícil diferenciarlas de las ideas delirantes.

Muchas veces los individuos con este tipo de trastorno manifiestan síntomas psicóticos como ideas paranoides y sentimientos de “no ser ellos”(despersonalización) e ilusiones corporales totalmente fuera de la realidad.

La diferencia con la esquizofrenia es que este trastorno posee un lenguaje vago pero que no llega a la desorganización verbal como si lo hace la esquizofrenia y sus cuadros psicóticos son transitorios.

Trastorno delirante

Antes era conocido como trastorno paranoide y no es más que la presencia de ideas no atribuibles a la realidad.

En estos casos los individuos van siempre pensando que las personas de su entorno buscan hacerle cualquier tipo de maldad, por ejemplo, si es la pareja pensará que le es infiel, cayendo en arbitrariedades como la persecución, revisarle sus objetos personales con el fin de “comprobar sus sospechas”.

Los inicios de este trastorno suele darse por lo general, en edades medias y no tienen otras funciones alteradas como en la esquizofrenia.
Llos Trastornos delirantes pueden ser de varios tipos:

  • Erotomaníaco (cree que alguien esta enamorado de él/ella)
  • Grandiosidad (cree que posee un talento único)
  • Celotípico (cree que su pareja busca cualquier forma para serle infiel)
  • Persecutorio (cree que lo siguen a todos lados para espiarlo)
  • Somático (sensaciones corporales inexistentes, ejemplo, un olor corporal desagradable)

Este trastorno de ideas delirantes puede agravarse en el contexto de un previo trastorno de la personalidad y alli requerir un tratamiento más exhaustivo y específico, de forma de aliviar los sintomas psicológicos perturbadores.

Trastorno esquizoafectivo

Se diferencia clásicamente de la enfermedad afectiva y de la esquizofrenia, por tener síntomas y signos de ambas alteraciones. Se nombro y renombró el trastorno en varias ocasiones como psicosis marginal o cicloides.

Se caracteriza por la presencia de síntomas asociados a los cambios de ánimo que pueden manifestarse en depresión o manía mas los síntomas de la esquizofrenia.

El diagnóstico es viable una vez que los síntomas de psicosis se presentan en un tiempo significativo y se independizan de la alteración anímica, teniendo en cuenta que debe diferenciarse de otros trastornos similares a través de la observación, la cual será estrictamente necesaria por el psiquiatra de cabecera, así como también su constante seguimiento.

Sin duda, el pronóstico es mucho más favorable que el de la esquizofrenia pero peor que el de los trastornos del ánimo.

Psicosis en los trastornos del ánimo

Tanto los cuadros depresivos mayores como los maniacos,  pueden complicarse presentando ideas delirantes que por lo general, son asociadas directamente al estado anímico.

Normalmente se presentan las ideas de delirio de culpa, hipocondríacas, de ruina, de catástrofe, así como también pueden haber alucinaciones referentes al estado de ánimo que empeoran el cuadro.

En casos como el trastorno bipolar, los síntomas psicóticos pueden hacerse presentes con ideas delirantes de grandeza la mayoría de las veces, ya que pueden estar en el contexto de un estado anímico maniaco.

Psicosis secundaria

Es aquel trastorno psicótico que se presenta como consecuencia de una enfermedad médica general o por consumo de sustancias o medicamentos.

A pesar que las psicosis primarias son más importantes y que requieren un tratamiento mucho más estricto, las secundarias también deben pensarse y tratar la causa, es decir las enfermedades que las están causando, o bien suspender las sustancias que las están provocando

Resulta un reto importante el poder aliviar los episodios psicóticos y además ver si se trata de una psicosis primaria o secundaria, siendo estrictamente necesaria una visita al especialista en salud mental de forma de definir cuales son los pasos a seguir.

Muchas de las enfermedades psicóticas pueden presentarse a su vez con sintomas físicos y neurológicos característicos que pueden descifrar las manfestacines psicopatológicas que los han generado mediante la exploración minuciosas de las actividades neurológicas, siendo uno de los aspectos imprescindible la relación con la edad del paciente.

¿Todas las psicosis pueden darse a cualquier edad?

Las psicosis primarias pueden tener su inicio en edades tempranas de la adolescencia o al comienzo de la adultez, a diferencia de las psicosis secundarias que pueden darse a cualquier edad, dependiendo del factor gatillante que se presente.

Es necesario recordar que las psicosis primarias en los adolescentes suele comenzar de forma gradual o progresiva, marcándose más los síntomas a medida que avanza, mientras que las secundarias suelen desenlazarse de una manera más súbita.

Consejos para familiares de individuos psicóticos

  • Como buen familiar, el primer paso es informarte acerca de la enfermedad, sus detalles, los síntomas y sobre todo qué comportamientos ha tenido tu familiar o amigo, para consultarlo cuando estés con el médico tratante.
  • El papel del cuidador o acompañante es poder detectar los síntomas de descompensación que presentan y motivar al paciente a consultar de manera temprana.
  • Los cuidadores NUNCA deben intentar desafiar las alucinaciones o creencias de las psicosis 0 de la esquizofrenia, pero tampoco estar de acuerdo con que estén presentes. Por lo cual, es imperativa la atención con el médico psiquiátra, de manera de reducir las alucinaciones al máximo y conseguir el bienestar del ser querido.
  • Para mejor control, llévales un registro de los tipos de síntomas raros que vayan apareciendo y de los fármacos que utiliza en conjunto con las reacciones que pueden presentarse tras su toma. Así en la consulta podrás salir de todas esas dudas que en ocasiones te inquietan.
  • Detecta los síntomas de alerta que son aquellos que tenía antes de iniciar el tratamiento y que ahora tras un tiempo han vuelto a aparecer, pues es normal que el cerebro pueda estar requiriendo más dosis.
  • Mantente al tanto de los efectos adversos de cada medicamento que utiliza así sabrás si se trata de uno de ellos o si es un síntoma que ha aparecido tras la psicosis.

Lo más importante en un estado psicótico es consultar a tiempo, ya que cada minuto que pasa psicótico el paciente, se va provocando un deterioro en su cerebro. La psicosis es tóxica para el cerebro! no esperes más y consulta ahora aquí