¿Habías escuchado de los trastornos adaptativos? ¡Te lo cuento todo acerca de esta condición!

Según la OMS, los trastornos adaptativos suelen ser una condición que se presenta de manera frecuente en la población y corresponde a una de las atenciones más recurrentes en la atención primaria.

¿Qué es un trastorno adaptativo?

Esta alteración es una reacción negativa ya sea emocional, del comportamiento o mixta como respuesta a un factor que provoca estrés (suceso, vivencia) provocando síntomas no saludables que afecta la tranquilidad integral de quien lo padece, en un lapso de tres meses tras haber sucedido el hecho.

La mayoría de los casos de trastornos adaptativos suelen superar el cuadro espontáneamente, es decir sin ayuda médica, siendo muy pocos los que necesitan intervención médica para superar el cuadro.

Se ha logrado comprobar que la existencia de un estresor crónico es lo que hace intensificar los síntomas o desencadenar la crisis, siendo en los adolescentes, más grave.

Al mismo tiempo, estos trastornos pueden combinarse con alteraciones de conducta y es el tratamiento oportuno el que mejora el cuadro ampliamente.

Tipos de trastornos de adaptación

Trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo

Este tipo se centra específicamente en síntomas de depresión gatillados por el hecho estresante, desencadenando constantemente llanto, sentimientos de tristeza, desesperanza, pérdida del placer en actividades que anteriormente te gustaban. Debe diferenciarse de una depresión mayor

Trastorno adaptativo con estado de ánimo ansioso

En este cuadro adaptativo, los síntomas se dirigen al nerviosismo, preocupación, sensación de agobio, dificultad para mantener la concentración y recordar cosas importantes. Cuando sucede en niños, estos pueden atribuirse con mayor frecuencia al miedo de separarse de sus padres o seres queridos.

Trastorno adaptativo mixto con estado de ánimo depresivo y ansioso

Mezclan los síntomas de los dos tipos anteriores, agravándose un poco más la intensidad del trastorno y requiriendo mayor ayuda.

Trastorno adaptativo con trastorno del comportamiento

Se diferencia de los tipos anteriores por tener cambios en la conducta, tales como volverse violento, buscar peleas o ser imprudente al conducir. En el caso de los adolescentes pueden tornarse mal estudiantes, por ejemplo.

Trastorno adaptativo con alteración mixta del comportamiento y de las emociones

Esta es la forma más grave de los trastornos de adaptación ya que interceptan los cambios en las emociones, como la ansiedad y el ánimo, más las alteraciones que se producen en la conducta, teniendo que actuar prontamente para la mejoría del cuadro.

¿Cómo se pueden diagnosticar los trastornos adaptativos?

Corresponde a la aparición de síntomas: depresivos, ansiosos y/o conductuales, que aparecen como respuesta a un factor estresante importante que supera la capacidad de adaptarse de la persona.

El grupo de alteraciones y síntomas que provocan estos trastornos de adaptación generalmente se acompañan de cambios en la interacción social y pueden mantenerse en el tiempo a pesar de que el evento estresante se haya detenido.

El diagnóstico se basa principalmente en los síntomas generales que se manifiesten como respuesta a un hecho estresante psicosocial, siendo estos fundamentalmente:

  • Cambios en el ánimo que interfieren en la actividad social
  • Cambios en el comportamiento
  • Ausencias laborales
  • Pérdida de interés en actividades
  • Conductas peligrosas o destructivas que antes no existían

Cada uno de estos síntomas debe haber tenido un hecho causal psicosocial, que de no existir, las manifestaciones no se hubieran presentado. Cada uno de los síntomas para completar el diagnóstico deben presentarse dentro de los tres meses de sucedido el hecho estresante, pudiendo ser:

  • Agudo: si síntomas ceden antes de los 6 meses de aparecer el hecho estresante
  • Crónico: Si sobrepasan los 6 meses tras el hecho, aunque este es menos frecuente.

¿Y cómo puedo reconocerlo en mí [email protected]?

Lo primero que puedes sentir es un malestar intenso general, desproporcionado y que es gatillado directamente por un hecho sucedido, que provoca mucho estrés y que no ha logrado salir de la mente en muchas semanas.

Estos trastornos generan esa inquietud particular de no saber qué hacer frente a la situación e incapacidad para planificar la mejor decisión, provocando de esta manera cambios en el ánimo: irritabilidad, frustración y consecutivamente síntomas de depresión.

¿Seré capaz de identificar el hecho que me ha provocado este trastorno?

Esto es relativo, a veces las personas tienen muy claro que sienten un malestar y que ese malestar se debe a un hecho determinado. Sin embargo, también ocurre y de manera bastante frecuente, que las personas afectadas no se detiene a pensar en lo que les ocurre, aguantando ese malestar por mucho tiempo y no logran asociar un evento desencadenante de los síntomas.

Tu familia y las personas que te rodean pueden ser de mucha ayuda, ya que pueden identificar que algo te está pasando y que estás teniendo cambios en la conducta que tu no te habías dado cuenta.

Una vez identificado el malestar de la persona, es necesario que acuda a un centro asistencial para recibir ayuda a superar este trastorno.

De este modo, el médico podrá corroborar el diagnóstico, identificar el gatillante, indicarte un tratamiento e intentar prevenir futuros trastornos adaptativos al aportarte herramientas que te permiten estar más preparado para enfrentar los desafíos que te coloca la vida.

Tratamiento de los trastornos adaptativos

Muchos pacientes afectados por este trastorno pueden tener buena respuesta a un tratamiento corto, sin embargo todo dependerá del tipo y de la severidad del cuadro.

Si por el contrario vas teniendo episodios recurrentes y repetitivos, el tratamiento deberá ser más prolongado e intensivo para obtener una efectividad duradera ¿Pero qué tratamientos deben seguir quienes sufren de estas alteraciones?

Psicoterapia

Es también conocida como terapia de conversación, la cual es realizada por médicos psiquiatras, psicólogos y especialistas en salud mental. Es considerado el tratamiento de primera elección en este tipo de cuadros, se basa en sesiones de terapia familiar, individual o en grupos con el mismo diagnóstico.

¿Cuáles son los resultados de esta terapia?

  • Te ayuda a percibir más apoyo emocional
  • Colabora para reintegrarte a los hábitos normales de tu vida diaria
  • Te ayuda a reconocer cuál ha sido el hecho estresante y ¿por qué te ha afectado en gran cantidad?
  • Te ayuda a controlar los desequilibrios emocionales por estrés y poder enfrentar cada situación o desafío.

Medicamentos

Dentro de los medicamentos de elección en este tipo de trastornos están los antidepresivos y los remedios propios para la ansiedad, tales como IRSS y benzodiazepinas

Así como se hace con la psicoterapia, cuando se trata de medicamentos, también se debe realizar por un tiempo prolongado,a teniendo en cuenta la importancia de no suspender súbitamente el tratamiento, pues los efectos de rebote pueden ser más intensos.

Si crees que no puedes cumplir al pie de la letra los tratamientos indicados, es mejor que hables con tu médico sobre las opciones más viables que tienes a disposición para tener una buena adherencia y evitar repeticiones de los episodios.

¿Qué cambios hacer en tu estilo de vida para evtiar la frecuencia de estos episodios?

Al hacer estas modificaciones en tu estilo de vida, verás que las crisis y síntomas molestos de este trastorno irán desapareciendo progresivamente hasta eliminar el cuadro completamente sin que se repita. Teniendo siempre en cuenta que esto debe ser complementario al tratamiento que te indica el médico.

Dile sí a la resiliencia

La resilencia es la capacidad personal que tiene cada quien para adaptarse a las situaciones de estrés y adversidades, siendo una aptitud excelente si buscas recuperarte de algún trastorno adaptativo que has sufrido recientemente o estás empezando a pasar por un momento difícil.

¿Cómo puedes lograrla? Cumpliendo las siguientes recomendaciones:

  • Siempre mantén buen contacto con tu entorno social, especialmente con amigos llenos de optimismo y buena vibra e igualmente con seres queridos que solo quieren lo mejor para ti.
  • Realiza algún acto que diga cuánto vales, que te proporcione satisfacción de haber hecho un buen propósito cada día.
  • Conserva un estilo de vida saludable, durmiendo de 6 a 8 horas diarias, así como manteniendo una dieta balanceada seguida de actividad física diaria por lo menos de 30 minutos, estas reglas sin duda, te harán liberarte a diario de un poco de estrés.
  • Aprende con cada situación cómo enfrentar positivamente los desafíos y situaciones difíciles.
  • Siempre mantén tu mente en conductas optimistas, pese a lo que vaya pasando.
  • Reconoce los atributos y fortalezas que tienes. No las subestimes.
  • Aprende a reconocer tus miedos y a enfrentarlos.
  • Realiza un plan de acción para cuando se te aparezcan problemas que suelen dejarte inmóvil sin saber qué hacer, en lugar de evadirlos.

Buena comunicación

Hablar de los problemas con tus personas más cercanas siempre se ha tornado una terapia natural muy efectiva para deshacerse de cargas estresantes en acciones y pensamientos y ¿por qué no ponerlo en práctica todos los días? Así tu nivel de intranqulidad a diario irá disminuyendo y evitarás que se presenten trastornos de adaptación ante cualquier hecho.

Si no tienes amigos o familiares cercanos, opciones que te ayudarán incondicionalmente son las comunidades religiosas o grupos de apoyo de personas que han sufrido la misma condición que tú y cómo han salido de sus propias experiencias.

¿Qué pasa si es tu hijo el que está cursando con un trastorno adaptativo?

Como yas has visto, estos trastornos no se rigen por edad ni sexo y si es tu hijo, el que ha estado teniendo síntomas de estos trastornos, lo más saludable que puedes hacer como madre o padre xc para intentar ayudarlo es alentarlo dulcemente a que se exprese acerca de las situaciones que lo conducen a este, explicándole que los cambios existen así como el estrés y que deben saber controlarse.

Igualmente, recuérdale cuánto lo apoyas y lo entiendes, pero que su aflicción no puede permanecer por una situación que pasará y a pesar de ello, tendrá tu amor y comprensión.

¿Es hora de una consulta médica?

Con la severidad de los síntomas, la necesidad de una consulta médica se hace inminente y será una de las mejores formas para empezar a solucionar la recurrencia de estos trastornos de adaptación y lo más importante a saber cómo reaccionar frente a hechos que normalmente te producen mucho estrés.

En principio, puedes consultar con un medico de atención primaria o si prefieres ir directamente a un especialista en salud mental para que te realice evaluaciones específicas y así conseguir el tratamiento específico según el cuadro adaptativo que tengas.

El médico en sí te dará toda la información de manera específica del cuadro que has estado viviendo y las mejores formas de solucionarlo, incluyendo la necesidad o no de psicoterapia, acompañada o no, de medicamentos, dependiendo de la severidad de tus síntomas.

No debes olvidar…
  • Es imprescindible responder con veracidad todas las preguntas que el especialista te haga, pues de eso dependerá la efectividad del tratamiento que él indique.
  • Si tienes dudas, hazlas saber, así tendrás más clara la información de quien conoce el tema a cabalidad.
  • Preguntar cuáles son las probabilidades de repetición del episodio de trastornos adaptativos aún estando en tratamiento.
  • No escondas ni omitas información importante como qué hecho estresante te hizo comenzar el cuadro, qué miedos tienes y cómo es tu forma de enfrentar las situaciones de desafío, eso le orientará a saber qué tipo de cuadro adaptativo padeces y cómo solucionarlo preferiblemente en un tratamiento breve.

Con todos estos consejos que ahora conoces, ya no tendrás excusas para resolver el problema de forma directa con un médico especialista y poder evitar repeticiones de los episodios que te provocan tanta intranquilidad.

Si los afectados son tus hijos ante alguna vivencia de mucho estrés , complementa su visita al psiquiatra con amor, comprensión y mucha comunicación, pues eso le hará desahogarse constantemente y sentirse aliviado contigo, que eres su persona de total confianza.

¡La solución está en tus manos y en tu capacidad de querer liberarte de este problema que resulta tan asfixiante para tu tranquilidad! ¿Qué esperas para consultar?